RSS

Geografía de España (3): La diversidad hídrica y biogeográfica.

Dentro de este tema se van a analizar tres elementos del medio natural intensamente influidos por los dos ya estudiados previamente: el relieve y el clima.  Se trataría de las aguas continentales (especialmente los ríos españoles), los suelos y la vegetación.  Lo vamos a hacer entendiendo siempre que el medio natural es un conjunto de elementos del mundo físico que se encuentran íntimamente relacionados, de tal manera que todos interactúan entre sí y cualquier cambio en uno de ellos genera cambios en los demás. Así, a la hora de determinar las características de los ríos, los suelos y la vegetación en España, hay que tener en cuenta una serie de factores que derivan del resto de elementos del medio natural. La acción humana sería el único factor no natural, que influye, en ocasiones decisivamente, sobre todos ellos.

1. Las aguas continentales en España

Dada la gran influencia que ejerce el clima y el relieve sobre éstas, es fácil entender que su rasgo más característico va a ser la gran diversidad de situaciones hidrológicas que se podrán observar en nuestro país.  Es decir, la gran diversidad climática y geomorfológica, se refleja también en el reparto y disponibilidad de las aguas continentales, tanto superficiales como subterráneas.  La acción antrópica modifica dicho reparto y aumenta la disponibilidad hídrica gracias a las obras hidráulicas, pero también puede ejercer un efecto negativo allí donde la población se densifica y la urbanización se expande sin control.

Para el estudio de las aguas continentales en España nos centraremos en los ríos, ya que los lagos son escasos y de pequeñas dimensiones, mientras que los acuíferos, aún ocupando amplias áreas del subsuelo español, como se puede observar en el mapa inferior, no tienen una explotación racional, infrautilizándose las más de las veces o sobreexplotándolos sin control en otras ocasiones.

mapa-lds

Aguas subterráneas en España

En los ríos españoles, además del relieve, que determina su recorrido, el factor más importante es el clima, especialmente las precipitaciones, de las que depende la escorrentía* que alimenta el caudal* principal de los ríos. En el mapa se muestra su distribución en España, entendida como la parte de las precipitaciones que, anualmente, discurre por la superficie de cada cuenca hidrográfica* hasta el río principal. Vemos los grandes contrastes que se producen entre el noroeste y las zonas montañosas de la Península, con una elevada escorrentía, y el Sureste y las cuencas interiores peninsulares, donde ésta se reduce a mínimos, lo que se traduce en

Mapa de la escorrentía en España

Mapa de las aguas superficiales (o de escorrentía) en España

Si el caudal medio de un río está condicionado por las precipitaciones totales que durante el año se producen en su cuenca, el tipo y las variaciones estacionales que registran aquéllas, tienen su reflejo en el régimen fluvial*, uno de los criterios más importantes a la hora de caracterizar y clasificar los ríos españoles. Así, los ríos españoles se clasifican en tres tipos de régimen fluvial:

  • El régimen pluvial, en el que los máximos y mínimos volúmenes de caudal de los ríos a lo largo del año, dependen directamente de las precipitaciones, por lo que en  la mayor parte de España, los mínimos se darán preferentemente en verano y los máximos en primavera.
  • El régimen nival, propio de zonas que se encuentran a gran altitud, por encima de los 2000 m. donde buena parte de las precipitaciones, especialmente en invieno, son en forma de nieve, quedando ésta retenida en las cumbres. Su fusión durante el final de la primavera y el comienzo del verano, da lugar a los máximos de caudal en estos ríos, mientras que las aguas bajas se dan en invierno. Sólo lo encontramos en los Pirineos.
  • Regímenes mixtos son aquellos en los que el caudal depende, tanto de las precipitaciones como de la fusión de la nieve, por lo que, a su vez, existirán dos variedades: los ríos con régimen pluvio-nival, con un máximo principal en primavera, debido a las lluvias y otro secundario a comienzos del verano por el deshielo; y los de régimen nivo-pluvial, a la inversa. Son propios de áreas elevadas y estribaciones montañosas de la Península, como el área cantábrica, la Ibérica o el Sistema Central.

Vemos que la incidencia del clima es, pues, notable, en las características de los ríos españoles. De acuerdo con lo anteriormente expuesto, bajo estas líneas se muestra un mapa de los distintos tipos de régimen fluvial en España, y cuatro gráficos o hidrogramas, en los que se representan los tres grandes tipos de regímenes fluviales españoles.

Hidro_Mapa_03.gif

hidro_graf_01

hidro_graf_02

Hidro_graf_03.gif

hidro_graf_04

En la siguiente presentación, encontraréis un repertorio de hidrogramas con algunos de los regímenes fluviales más característicos del territorio español, así como los conceptos necesarios para su interpretación y comentario.

Para el estudio geográfico de los ríos, éstos se dividen en cuencas hidrográficas, o territorio cuyas aguas vierten a un mismo río principal o a sus afluentes. Éstas, a su vez, quedan encuadradas en vertientes hidrográficas, o conjunto de cuencas que vierten a un mismo mar. En España, los ríos se organizan en tres grandes vertientes: Cantábrica, Atlántica y Mediterránea. Los ríos que pertenecen a cada una de ellas tienen unas características determinadas que se relacionan con su caudal, con su régimen fluvial y con su recorrido, así como con la capacidad erosiva que poseen.

vertientes-hidrograficas-de-espana

Ríos y cuencas principales en España, distribuidos por vertientes hidrográficas

  • Vertiente Cantábrica: Se trata de ríos cortos, pero caudalosos y de régimen regular, con un alto poder erosivo, dado que tienen que salvar un fuerte desnivel desde la Cordillera Cantábrica en la que nacen hasta su desembocadura, donde algunos de ellos forman pequeñas rías.
  • Vertiente Atlántica: Son ríos largos, que reciben numerosos afluentes, por lo que cuentan con un importante caudal, de régimen irregular, debido a la incidencia de la sequía estival propia del clima mediterráneo. Su capacidad erosiva es escasa, al no tener que salvar grandes desniveles. Donde se ven obligados a hacerlo, no obstante, forman grandes y profundos cañones.
  • Vertiente Mediterránea: Es la más variada de todas, aunque, en general, y a excepción del río Ebro, cuenta con ríos de escaso recorrido y caudal, y con un régimen muy irregular. Salvan desniveles importantes, por lo que tienen gran capacidad erosiva, que afecta, además, a laderas deforestadas, especialmente durante las lluvias torrenciales de otoño. Todo ello requiere la construcción de obras hidráulicas que permitan regular y mantener el caudal de estos ríos.

Con el fin de aprovechar de forma racional todo el potencial de recursos que ofrece un río, mediante la construcción de obras hidráulicas y la gestión y coordinación de sus aprovechamientos, las cuencas de los ríos suelen agruparse en circunscripciones administrativas llamadas Confederaciones hidrográficas.

2. Diversidad biogeográfica de España

la Biogeografía es la rama de la geografía que estudia la distribución y la interacción de los seres vivos con el territorio.  Nos vamos a ocupar aquí de dos elementos fundamentales del medio natural (los suelos y la vegetación o flora), dejando a la biología el estudio del tercero, la fauna.

Uno de los factores que más influyen en la vegetación y en los suelos de la península Ibérica, es la aridez a la que está sometida buena parte de ella. El siguiente mapa presenta su distribución por el territorio, que muestra bien a las claras la relación entre todos los elementos de la biogeografía y el relieve y el clima peninsulares.

aridez-red-www-marm-es

2.1. El suelo.

Es la capa más superficial de la corteza terrestre, compuesta por elementos en los tres estados: líquidos (agua), gaseosos (CO2 y otros gases) y sólidos (materia orgánica, roca y minerales). Son estos últimos los que dan cohesión y estructura al suelo. La ciencia que lo estudia se conoce con el nombre de Edafología.

El suelo es el resultado de un proceso que recibe el nombre de edafogénesis, y que parte de la alteración y metorización del roquedo terrestre por parte de los agentes erosivos, que disgregan la roca y permiten que ésta se mezcle con materia orgánica procedente de restos de seres vivos. Finalmente, si ha habido tiempo suficiente, el suelo adquiere sus características (textura, permeabilidad, acidez, etc.) y estructura definitivas.  Es lo que se llama un suelo evolucionado que, normalmente, se organiza en varias capas, llamadas horizontes, dispuestos entre el nivel superior, compuesto principalmente por materia orgánica (Horizonte A0) y la roca madre (Horizonte D).

Entre ambas capas se disponen, mezclados, los elementos orgánicos y minerales que constituyen propiamente el suelo.  En su formación interviene un proceso importante, que depende de las precipitaciones y que se llama lixiviación (o lavado de materiales por el agua que se filtra desde la superficie), el cual arrastra y hace que se acumulen en el llamado horizonte B (o de lixiviación), distintas sustancias presentes en el suelo.

A los suelos antes descritos se les denomina zonales, si su formación se debe principalmente al clima, e intrazonales cuando son más decisivos otros factores como la litología, el exceso de humedad o de sal, etc.  Por otro lado, si los suelos están sin evolucionar, debido a la pendiente del terreno o a su juventud, se les llama suelos azonales.

Así pues, los suelos de España se clasifican de la siguiente manera, atendiendo a su grado de evolución, al clima y a la litología:

  • Suelos zonales de clima oceánico:  suelen ser ricos en materia orgánica y ácidos por la intensa lixiviación a que están sometidos.  Sobre roquedo silíceo destacan la tierra parda húmeda (en áreas llanas) y el ránker (en pendientes y zonas altas).  Sobre roquedo calizo, la tierra parda caliza (fértil) y la “terra fusca” (pobre).
  • Suelos zonales de clima mediterráneo: muy alterados por la erosión, en terrenos silíceos destaca la tierra parda meridional (bastante pobre);  en terrenos calcáreos, el suelo rojo mediterráneo (muy fértil) y la “terra rossa” (más pobre);  sobre arcillas y margas aparecen los vertisuelos o tierras negras, los suelos más fértiles de España, y en áreas esteparias, el suelo gris subdesértico (serosem).
  • Suelos intrazonales:  en España, los más habituales son los pardo-calizos y las rendzinas, de fertilidad media, que aumenta con el riego.  Otros más raros son los aluviales, los arenosos, salinos, etc.
  • Suelos azonales: no tienen un perfil bien definido y son muy variados.

En el mapa siguiente se muestra la distribución de dichos suelos por España

mapa-suelos

Mapa de suelos de España

2.2. La Vegetación.

Es el conjunto de especies vegetales de un territorio y está integrada por formaciones vegetales* de tres tipos: bosque (cuando predominan los árboles), matorral (predominio de arbustos) y prado (predominio de la vegetación herbácea).  Cada una de ellas, a su vez, está compuesta por una o varias especies vegetales y el que aparezcan unas u otras depende de tres factores determinantes, que son el relieve, el tipo de clima  y el tipo de suelo.  También, y cada vez más, la intervención humana es decisiva para entender la vegetación actual en países como España.

A la vegetación propia de un lugar, que se encuentra en equilibrio con el clima, el suelo y algunos aspectos del relieve, como la orientación o la altitud, se le denomina vegetación clímax o potencial.  Cuando ésta se ha degradado o ha sido sustituida de forma artificial por otra distinta, hablamos de vegetación secundaria.

Mapa de la vegetación potencial en España.

Mapa de la vegetación potencial en España.

Mapa de las regiones biogeográficas de España

Mapa de las regiones biogeográficas de España

En España, los paisajes vegetales* vienen determinados principalmente por el clima, por la presencia permanente de agua o por el relieve montañoso.  Los clasificaremos, pues, de la siguiente forma:

  • Paisaje vegetal de clima oceánico:  en él aparece el bosque caducifolio de hayas y robles como principal formación vegetal.  A mayor altitud o en zonas donde se ha degradado el bosque, aparece la landa, una vegetación densa de matorral.  Por último,  en zonas altas o de fuertes pendientes, aparece el prado, aunque hoy se extiende por gran parte del territorio como pasto para la  ganadería.
  • Paisaje vegetal mediterráneo:  se compone de bosque perennifolio de encina o alcornoque, dos tipos de formaciones de matorral como son la maquia (vegetación densa y alta de arbustos, generalmente sobre suelos silíceos) y la garriga (más clara y de poca altura, propia de terrenos calcáreos) y un tercer tipo de formación vegetal mixta arbustiva y herbácea, propia de zonas áridas y de suelos pobres, que es la estepa.
  • Paisaje de ribera:  en él predomina el llamado bosque de ribera, formado por especies arbóreas (chopos, fresnos, alisos, etc.) y arbustivas que requieren humedad permanente, por lo que se disponen flanqueando los ríos, como bosques-galería.  Se trata de un paisaje que no depende del clima y es, por tanto, ubícuo.
  • Paisaje vegetal de montaña:  su principal característica es que las formaciones vegetales, muy variadas, se disponen en pisos en función de la altitud y la orientación.  En cada nivel altitudinal y en función de la orientación de la ladera en que se encuentre, crecerán aquellas especies que mejor se adapten a las condiciones de temperatura, insolación y humedad que se vayan dando entre el piso basal y la cima de la montaña.  Para analizar mejor este paisaje, se utilizan las llamadas cliseries o gráficos en los que se representa dicho escalonamiento de vegetación.

Pisos de vegetación en el Moncayo (Sistema Ibérico)

imgp3753

Pisos de vegetación en la Cordillera Cantábrica

 

 

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: